La arquitectura sostenible se ha convertido en una de las tendencias arquitectónicas más influyentes en el mundo ecológico. De hecho, su continuo crecimiento evidencia que llegó para quedarse.

Las tendencias ecológicas cada vez abarcan más sectores y la arquitectura sostenible no es la excepción. La arquitectura está tendiendo a utilizar los principios de la sostenibilidad para diseñar viviendas que sean más respetuosas con el medio ambiente, todo esto gracias al consumo eficiente de los recursos. Si quieres conocer aún más, no te pierdas las siguientes líneas.

¿Qué es la arquitectura sostenible?

La “arquitectura sostenible” deriva del término “desarrollo sostenible”. Lo cual evidencia que tienen un objetivo en común: lograr que la acción del hombre no sea tan negativa a nivel medioambiental. Como su nombre indica, se trata de producir un diseño arquitectónico bajo los principios de la sostenibilidad.

Aunque se podría decir que es un concepto relativamente reciente, lo cierto es que fue en la década de los 60 cuando esta tendencia tomaba mayor renombre. Desde ese momento, se han ido desarrollando técnicas y elementos arquitectónicos más respetuosos con el medio ambiente. Uno de los pilares fundamentales es conocer las condiciones del lugar, con el fin de encontrar alternativas para un diseño óptimo. Un ejemplo de ello es el uso eficiente de los recursos naturales propios del emplazamiento, minimizando, así, el impacto de la construcción y la huella de carbono.

Además del reducir el impacto de la huella de carbono, la arquitectura sostenible busca mejorar la calidad de vida de sus habitantes aportando valores de confort y bienestar en las viviendas.

Arquitectura Sostenible

Claves de la Arquitectura Sostenible

Una de las claves de la arquitectura sostenible parte del análisis del entorno. Conocer el lugar en el que se va construir un edificio resulta fundamental para poder aprovechar recursos naturales tan comunes como la iluminación natural y la ventilación cruzada.

Una vez analizado el entorno, las características naturales del emplazamiento sirven para realizar el diseño del edificio sostenible. Un ejemplo de lo comentado puede ser la distribución de una vivienda que dispone las estancias más utilizadas durante las horas del día orientadas al sur para aprovechar mejor la iluminación natural, o la disposición de ventanas enfrentadas para crear corrientes de aire que permitan la ventilación cruzada.

Otra de las claves de la arquitectura sostenible es la construcción energéticamente eficiente. En España, la normativa hace referencia al «consumo casi nulo» de los edificios. Para que un edificio sea considerado de consumo casi nulo debe cumplir con dos premisas: que la demanda energética sea muy baja y que el consumo de energía sea prácticamente nulo o procedente de fuentes de energía renovables.

Arquitectura Sostenible

Principios de la arquitectura sostenible

Como se ha mencionado anteriormente, para que un edificio sea eficiente energéticamente hay que incidir sobre dos aspectos: la demanda energética y el consumo energético.

En este sentido, los arquitectos e ingenieros de la construcción han desarrollado una variedad de técnicas para que las edificaciones sean cada vez más herméticas y puedan generar su propia energía a través de fuentes de energías renovables.

De este modo, algunos aspectos sobre los que se puede incidir con respecto a  la eficiencia energética en la arquitectura sostenible son:

 

Demanda energética

La demanda energética se define como la cantidad de energía necesaria para crear un espacio confortable. Un espacio confortable es aquel que se mantiene a una temperatura estable independientemente de las condiciones climáticas del exterior. Por tanto, la demanda energética afecta directamente en el consumo energético; si se consigue que la demanda energética sea baja, el consumo energético también lo será.

El estudio de la envolvente edificatoria (fachada, cubierta y suelo) es fundamental para conseguir una demanda energética baja.

 

El estudio del clima

Para construir edificaciones de manera sostenible es imperativo estudiar las condiciones climáticas.  así como la hidrografía y los ecosistemas del entorno inmediato.

El propósito de esto es aprovechar al máximo las características del medio. Conociéndolas se podrá realizar un estudio adecuado de la envolvente edificatoria así como una correcta orientación de las corrientes producidas por los vientos dominantes y el soleamiento.

Calefacción eficiente

Se podría decir que este es uno de los principales objetivos de la arquitectura sostenible debido a que la calefacción suele ser una de las razones de mayor consumo de energía. Por este motivo, se debe concebir un diseño que permita aprovechar en mayor medida la energía solar para calefactar el interior de los edificios.

Para que sea posible, se debe estudiar el diseño de las puertas y ventanas y supervisar su disposición en obra para tratar de minimizar las pérdidas energéticas en estos puntos que suelen ser lo más vulnerables de las edificaciones. Además, se debe tener en cuenta la inercia térmica de los materiales utilizados en la edificación. Esta característica consiste en la capacidad de los materiales para acumular calor.

Por último, diseñar un buen aislamiento térmico permitirá reducir las perdidas y ganancias de calor en el interior de los edificios, favoreciendo la estabilidad de la temperatura durante todo el año.

Arquitectura Sostenible

Enfriamiento eficiente

En los lugares donde predominan altas temperaturas, la arquitectura sostenible debe tener como objetivo el enfriamiento eficiente. Para ello se implementan ciertas estrategias como:

  • Protección solar en las superficies vidriadas
  • Evitar el uso de ciertos materiales para el techo que puedan generar calor en el interior. Por ejemplo, el vidrio.
  • Diseñar un correcto aislamiento térmico.
  • Aportar mayor ventilación en los espacios donde se concentran las emisiones de calor, por ejemplo, en la cocina.
  • Uso de aires acondicionados con certificación de eficiencia energética.
  • Ventilación óptima durante la noche.

Producción de energías alternativas

Sin duda, uno de los puntos más importante sobre la eficiencia energética y la arquitectura sostenible es la producción de energías alternativas ya que afecta directamente al consumo energético.  Dos ejemplos de instalaciones de producción de energías limpias para la edificación son los paneles fotovoltaicos y generadores eólicos, los cuales serán útiles para producir electricidad para autoconsumo.

En este sentido, el diseño de los techos debe estar pensado para ubicar estos mecanismos y, a su vez, optimizar la captación de energía. Por ejemplo, los paneles solares requieren de una pendiente específica para mayor eficacia y las instalaciones eólicas deben orientarse según la dirección de los vientos dominantes de la zona.

En muchos casos, las edificaciones sostenibles hacen uso de distintos métodos de forma simultánea. De este modo, se puede alcanzar una demanda de energía cero, lo que significa que es 100% autosuficiente.

Arquitectura Sostenible

Materiales en la arquitectura sostenible

Otro aspecto reseñable para la arquitectura sostenible es una correcta selección de los materiales y productos de construcción. Desde esta perspectiva, resulta muy interesante la Norma Internacional ISO 14025 que recogen los principios sobre la información ambiental a utilizar en la Declaración ambiental de producto (DAP). La norma ISO 14025 establece un sistema de etiquetas ecológicas que hacen referencia al ciclo de vida de los materiales y su respectivo impacto en el medio ambiente.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada país tiene su propio sistema de regulación en materia de impacto del medio ambiente, aunque, en líneas generales, los materiales más indicados deben cumplir con las siguientes características:

  • Bajo contenido energético
  • Ser reciclado
  • Contener mayor porcentaje de reutilización
  • Baja emisión de gases de efecto invernadero en su producción y transporte

Una buena estrategia para el empleo de materiales más sostenibles o con menor huella de carbono podría ser el empleo de materiales reciclados o materiales locales ya que ambos cumplen con las características citadas con anterioridad.

Arquitectura Sostenible

¿Cuál es la importancia de la arquitectura sostenible?

Para tener un estilo de vida sostenible es indispensable una vivienda respetuosa con su entorno. Dado que en las viviendas pasamos la mayor parte de nuestro tiempo, se deben diseñar optimizando la forma en la que las utilizamos en función a nuestras necesidades, siendo este un aspecto de verdadera importancia en la arquitectura sostenible.

Arquitectura Sostenible. Una apuesta segura

Si has decidido habitar en una vivienda sostenible o una edificación respetuosa con el medio ambiente te recomendamos contactar con expertos en arquitectura sostenible.

Desde A2estudio estamos a tu disposición para asesorarte profesionalmente, Contáctanos para conocer cuáles son los servicios que ofrecemos.

Por último, si quieres estar al tanto de nuestras próximas publicaciones puedes seguir nuestra página de Facebook y Linkedin